Toda empresa debería exponer de manera clara, concisa y sencilla su “Misión, Visión, y Valores”, cuando se presenta al exterior ya sea en un marco B2B o B2C.

No obstante, si sólo queda en teoría y la empresa no es capaz de transmitir estos conceptos, estará omitiendo uno de los pasos más importantes y fundamentales los cuales no llegarán jamás a esa empresa o cliente final. Pero aún más: si no define bien sus servicios y hace un buen Networking el fracaso está asegurado.

Hacer un buen Networking no está al alcance de todo el mundo y menos aún, es el resultado de un día o de unas semanas, es fruto de años, de saber cómo establecer unas buenas, fuertes y duraderas relaciones profesionales, que permitan llegar a lo más alto y alcanzar  cotas de éxito, servicios o ventas.

Personalmente el Networking me ha llevado a conocer grandes profesionales, referentes en su sector y excelentes personas, de la cuales muchas de ellas han acabado siendo grandes amigos. Pero no es una carrera de velocidad sino todo al contrario, es una carrera de fondo en la cual la meta está más lejos, pero la satisfacción es directamente proporcional a la dificultad de haber llegado.

El Networking no es llegar a una ponencia o presentación y finalizada la misma, dejar a todo el mundo allí presente tu CV o tu tarjeta de visita sin más, no es pedir trabajo y esperar a que llueva del cielo. El Networking es como una planta que has de sembrar, regar, ayudar a crecer, cuidar y mimar… mimarla mucho, porque es la que te abrirá puertas y te dará satisfacciones recordando siempre que si tu das, siempre recibirás.

Cuantas veces he visto no ser paciente y atosigar a los referentes o personas a la cuales equivocadamente algunos quieren llegar.

La forma correcta es ser paciente, interactuar, ayudar, comentar sus contenidos, ayudarle a difundirlos, que la otra parte note y vea que no haces nada por puro egoísmo, que los dos habláis un mismo lenguaje, que los dos queréis crecer y que los dos queréis lo mejor del uno para el otro.

El Networking debe ser el altavoz para transmitir la “Misión, Visión y Valores”, a la vez que los servicios que se ofrecen. Si se sabe llevar a cabo, el éxito está asegurado.

Sin el Networking los servicios de una empresa o profesional, no tienen visibilidad ni credibilidad y se quedan allí, en un buen intento de viralizarlos sin ninguna suerte.

Quería acabar con un ejemplo personal de las múltiples facetas que ofrece un buen Networking: Desde que nació Your Marketing 360º grandes profesionales, referentes en su sector y a la vez muchos de ellos amigos, me han hecho llegar sus últimos libros publicados sin más condición que los lea, me enriquezca de ellos y les proporcione mi feedback. Esto sería un ejemplo –un muy buen ejemplo- de cómo hacer un buen Networking: dar, recibir, ayudar,  aconsejar y cooperar.

Desde Your Marketing 360º podemos ayudarte a llegar a tus clientes potenciales y fidelizar a los que ya tienes en cartera, aprendiendo a usar las herramientas adecuadas para que tu negocio o empresa tenga la mayor evolución posible. Porque como dice el lema de Your Marketing 360º:  “Potenciar negocios es nuestra misión, aportar soluciones es nuestro reto”®.

Jaume Mañà
#YourMarketing360
“Potenciamos negocios, rentabilizando la tecnología”®

Fotografía: Pixabay
Autor: Geralt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This

COMPARTIR

Comparte este post en las redes sociales, aplicación, blog o correo! (Abre los tres puntos para ver más opciones...)

Shares